5 ideas de calendarios de adviento que puedes hacer con tus peques

Actividades nov. 11, 2020

Ya casi llega la navidad y no hay mejor forma de esperarla que con un calendario de adviento hecho en familia. Tenemos la sensación de que cada vez son más las familias que hacen sus propios calendarios de adviento y eso nos emociona muchísimo. Es por ello que queremos ayudaros dándoos ideas súper fáciles de calendarios que podéis hacer en casa para que no os quedéis sin vivir esta experiencia tan chula. Así, además de pasar tiempo todos/as juntos/as, podréis prolongar lo más que se pueda la magia de la navidad.

Y, como este año ha sido un tanto inusual, el material principal para hacer vuestros propios calendarios será tachán tachán... ¡Rollos de papel higiénico! porque al mal tiempo hay que hacerle buena cara y sabemos que, si algo nos ha dejado este año, son muchos pero muuuuchos rollos de papel extra. Y como aprender nunca está de más, también os explicaremos de dónde viene la tradición de los calendarios de adviento y cómo ha ido cambiando hasta convertirse en lo que conocemos hoy día.

¿De dónde viene el adviento?

La palabra adviento proviene del latín adventus y significa llegada o venida. Es por ello por lo que los cristianos llamaron adviento a la espera de la llegada de la navidad, que es el nacimiento de Jesucristo.

La práctica más antigua del calendario de adviento proviene de Alemania. Donde las familias pintaban con tiza 24 rayas en la pared y, conforme cada día pasaba, dejaban que los/as niños/as de cada casa las fueran borrando. Asimismo, muchas otras familias solían poner una corona de muérdago con 4 velas e iban encendiendo cada una de ellas cada domingo de diciembre antes de la navidad.

Conforme fue pasando el tiempo, a una librería en Hamburgo se le ocurrió que podrían vender un pedazo de cartón con 24 casillas y, un año después, el editor Gehard Lang empezó a vender imágenes de navidad que podrían ser recortadas y pegadas en dichas casillas.

No fue hasta después que las casillas impresas se fueron convirtiendo en pequeños compartimientos que llevaban pequeñas decoraciones o bizcochos. Durante los años 50 es que se empiezan a poner chocolates dentro de los calendarios de adviento y, a partir de allí, la tradición se empieza a expandir por el resto de Europa y el mundo.

Photo by Markus Spiske / Unsplash

¿Qué podéis introducir en cada una de las casillas del calendario?

Como hemos mencionado antes, los calendarios en un principio solían llevar golosinas, bizcochos y/o chocolates. Sin embargo, ¿Cómo mimamos a nuestros/as peques sin incentivarlos a comerse un dulce al día durante un mes entero? ¡Pasando tiempo juntos/as! si hay algo que a tu hijo/a le va a emocionar más que un chocolate, definitivamente será pasar tiempo contigo. Aquí tenemos varias opciones:

  1. Vale por leer un cuento .
  2. Vale para bailar y cantar villancicos.
  3. Una excursión para salir a buscar (piedras, pájaros, flores, dragones, mariposas).
  4. Tizas
  5. Vale para recortar copos de nieve en papel.
  6. Vale por escribir la carta de los reyes magos.
  7. Mini legos o SuperZings.
  8. Vale por jugar al escondite.
  9. Castañas, nueces o cacahuetes.
  10. Candado un día y la llave otro día (deja que se pongan creativos/as).
  11. Una mini lupa.
  12. Una semilla para sembrar un día y un poco de tierra otro día.
  13. Vale para un paseo.
  14. Vale por disfrazarse.
  15. Vale por hacer galletas.
  16. Vale para decorar la casa y/o poner el árbol.
  17. Pegatinas.
  18. Vale por jugar un juego de mesa en familia.
  19. Lápices para colorear muy pequeñitos.
  20. Vale para irse a dormir media hora más tarde.
  21. Vale para elegir qué desayunar un fin de semana.
  22. Un poco de plastilina.
  23. Un corta pasta que pueda usar para cortar su plastilina.
  24. Vale por una búsqueda del tesoro.
Please follow me on instagram :) 
https://www.instagram.com/paige.marie.cody/
Photo by Paige Cody / Unsplash

Opciones de calendarios para hacer con tus hijos/as

Después de hacer calendarios de adviento con chocolates, las personas se han puesto extremadamente creativas y ahora existen un sinfín de versiones de calendarios de adviento. ¡Os animamos a experimentar al máximo para hacer un calendario que os represente como familia! Para ello veréis las propuestas que hemos preparado para vosotros/as.

Os daréis cuenta que, en principio, todos los calendarios consisten en lo mismo. Es decir, todos tratan sobre forrar los rollos de papel con colores o telas divertidas. Lo que hace la diferencia es qué tanto los decoráis y de qué forma los disponéis.

En forma de árbol de navidad

Toma 3 de los rollos de papel para que formen el tronco y, a partir de ahí, coloca el resto hasta que hagan entre todos una forma de pino. Podéis forrarlos con papeles de diferentes colores y poner una pegatina o escribir el número que corresponde.

Además, os damos la opción de pegarlo sobre una cartulina para que lo podáis pegar en la pared o los podéis envolver en un cartón resistente y colocarlo de base sobre una mesa.

En forma de guirnalda

¡Poneros creativos/as y animaos a que la guirnalda de este año sea un poco diferente! Podéis hacer el diseño de cada uno de los números por separado y después lo podéis ensamblar en cada uno de los rollos de papel. Podéis tomar un trozo de cartón y cortar un aro para poder ensamblar todos los rollos ahí una vez estén decorados.

En forma de casita

Podéis ser tan coloridos o tan minimalistas como queráis. Lo que está claro es que el papel simulando el humo de una chimenea es una de las cosas más bonitas que hemos visto. Recuerda tener un poco de cartón extra para poder hacer la forma del techo de la casita.

En forma de sobres

Podéis aplastar un poco los rollos de papel para que parezcan sobres. Os animamos a decorarlos con cintas y pegatinas para que se vean lo más alegres posible. Después, los podéis colgar con pinzas de la ropa sobre cintas y hacer varias filas para que se vea aún más bonito.

En forma de dulces

¿Qué hay más feliz que encontrar dulces dentro de un dulce aún más grande? Además, son tan versátiles que los podéis colocar como si fueran una guirnalda o hacer diferentes filas sobre una pared en casa. Por otro lado, podéis escoger en familia si los hacéis súper coloridos o decorarlos más con temática de navidad.

Armar un calendario de adviento definitivamente es una actividad que emociona tanto a peques como a grandes. Es una oportunidad para mimar a las personas que nos rodean y para expresarle a nuestros seres queridos que son importantes para nosotros/as. Si hay algo que este año nos ha enseñado es que lo mejor de la vida, y de estas fechas, siempre será poder compartir en familia.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.