¿Cómo hacer que todos/as en tu familia coman más vegetales?

Nutricion sep. 01, 2020

¡Puaj! ¡Mamáaaaaa, ¿Por qué me tengo que comer todas esas cosas verdes?! ¿Cuántos/as de vosotros/as viven esto casi a diario? Sabemos que hay días donde tampoco tienes ganas de pelear y sucumbes a preparar una comida sin vegetales. ¡No tiene nada de malo! La vida es un balance. Sin embargo, las verduras son un grupo alimenticio que te proveerán muchísimos micro-nutrientes, vitaminas y minerales que son vitales para que tu cuerpo funcione adecuadamente.

Es por ello por lo que es importante que, tarde o temprano, todos/as en tu familia tengan una dieta que incluya muchísimos vegetales ¡y que lo disfrutéis! ¡Prometemos que no es una misión imposible pero sí requiere de mucho compromiso! Por eso, hemos conversado con Gillian Bennett, creadora de Bite Size, coach de nutrición, entrenadora de Crossfit y health coach para que os de 6 simples consejos que os ayudarán a incluir más verduras en vuestra alimentación.

Photo by Nathan Dumlao / Unsplash

1. Combínalos con otro ingrediente que te guste o agrégalos a uno de tus platos favoritos

El ejemplo que menciona Gillian es perfecto. Ella nos cuenta que tiene una clienta a la que no le gustaban para nada los vegetales, sin embargo, es amante de todo tipo de quesos. ¿Cuál es la solución? Empezar a comer vegetales con queso y/o a preparar platos que incluyan tanto verduras como queso. Lo mismo sucede con la pasta, la carne, el pan ¡Lo que se os ocurra!

2. Experimenta con verduras que no has probado antes.

No todo son zanahoria, coliflor y espinacas. Tenemos la gran ventaja de vivir en un país donde existen las estaciones y donde varían constantemente los vegetales de temporada. ¡Atrévete a experimentar! La próxima vez que vayas al supermercado, pregúntate a ti mismo/a cuántos de los vegetales que ves no los has probado nunca. Compra uno de ellos y cuando llegues a casa pregúntale a tu madre, a tus amigos/as o hasta a Google sobre alguna receta que podrías hacer con ese nuevo ingrediente.

3. Explora diferentes recetas

Puedes comer siempre los mismos vegetales ¡pero puedes prepararlos de diferentes maneras! Los vegetales se pueden hacer al horno, al vapor, salteados, hervidos, crudos. Es normal si no te gusta algún vegetal en específico hervido, por ejemplo. ¿Pero lo has probado al horno con queso o has intentado hacer salteado con cebolla y ajo?

¡No le tengas miedo a la cocina! Te aseguro que aún te queda mucho por explorar.

perfect pizza
Photo by Vita Marija Murenaite / Unsplash

4. ¡Vuelve a intentarlo! La perseverancia lo puede todo

¿Qué pasa si no te gustó la primera vez que lo probaste? Nada. Lo puedes volver a intentar cuantas veces quieras de diferentes maneras. Como menciona Gillian, es posible que te tome entre 7 y 10 veces acostumbrarte a un sabor. El ejemplo perfecto es el del café negro, la cerveza o el vino. Son gustos adquiridos y lo mismo pasa con las verduras.

5. Añade sal o grasa

¡La grasa no es mala! Este no es el post donde hablaremos de esto. Sin embargo, tienes que entender que comer grasas con moderación (como con todo) es necesario para tu cuerpo. Es por ello por lo que puedes intentar agregar un poco de queso, aceite de oliva o mantequilla.

¿Es contraproducente? no. Como dice Gillian, si un poco de grasa te va a hacer disfrutar un plato repleto de vegetales que antes no querías ni mirar entonces estás haciendo un gran avance.

Healthy
Photo by Hessam Hojati / Unsplash

6. "Esconde" las verduras de tu plato

Quitémonos la idea de engañar a nuestro propio cuerpo. Simplemente hay varias recetas que se prestan para que les agregues vegetales sin que te des cuenta. Un ejemplo es que le agregues tomate picado, cebolla y/o trufas a la salsa de tu pasta o que le pongas coliflor al puré de patatas o que prepares una salsa de espinacas y se la pongas al pollo.

Al final, tienes que ser creativo/a y debes atreverte a probar cosas nuevas. No olvides que la cocina es un arte pero ¡no te preocupes! Somos afortunados/as por tener muchísimas herramientas donde podemos buscar recetas como es el caso de la aplicación Noodle, redes sociales como Pinterest o Instagram y especialistas que están siempre dispuestos/as a ayudarte como es el caso de Gillian.

Every summer our team has the tradition to pack and move office to the quiet and cool place of Mechi Chal. It’s a mountain hut located near Pamporovo in Rhodope Mountains, Bulgaria. We work, have fun and stuff ourselves with delicious local food.
Photo by Stefan Vladimirov / Unsplash

Tal vez piensas "bueno, ¿y esto cómo me ayuda a que mi peque coma más verduras?" ¡Viéndote! No olvides que los/as niños/as siempre serán un espejo de lo que vosotros/as hacéis como padres/madres. En el momento en que os vean comer vegetales que realmente disfrutáis ellos/as no tendrán ningún problema incluyéndolos en su dieta tampoco.

Si te  gustaría coordinar una cita con Gillian, verás su dirección de contacto aquí. Además, puedes seguirla en su perfil de Instagram donde seguramente encontrarás muchísima información valiosa. Ella hace coaching online, por lo que no importa en qué parte del mundo te encuentres. ¡La recomendamos para ti y para toda tu familia!

¿Qué opinas? Recuerda compartir esta entrada con personas a las que creas que les pueda gustar y seguirnos en Instagram y Facebook para que estés siempre enterado/a de novedades.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.