Una receta nutritiva para compartir con tu peque a todas horas

ago. 05, 2020

No hemos llegado a conocer a alguien a quien no le gusten las tortitas (y esperamos que tú no seas la excepción). Es por eso, que nos pareció ideal que esta fuera la primera receta que compartimos como vosotros/as en nuestro blog Surmile. Os recomendamos que tú y tu peque os pongáis creativos/as e intentéis crear tantos toppings como puedan.

Photo by Fa Barboza / Unsplash

Ingredientes:

  • 4 claras de huevo (o 2 huevos enteros) a poder ser ecológicos o de gallinas en libertad.
  • 1 cucharada de proteína en polvo (si no tienes no hace falta).
  • 3 cucharadas de harina de almendra (almendra es la ideal, pero o sino puedes usar de trigo, avena, coco, etc.).
  • 1 cucharada de cacao en polvo (preferiblemente sin azúcar añadido).
  • 1/3 taza de leche de almendras (o cualquier otro tipo de leche que tengas).
  • 1 cucharada de Stevia (o azúcar moreno).

Opcionales:

  • Canela
  • Esencia de vainilla
Good music , good mood and good quality of ingredients- you don’t need anything else to cook something delicious, Ok maybe would be good to have a good recipe too ;)
Photo by Monika Grabkowska / Unsplash

Preparación:

  1. Prepara los ingredientes que vas a utilizar en una mesa. Deja que tu peque utilice las tazas de medir y vaya agregando los ingredientes a un plato hondo. Si quieres, puedes explicarle qué medida tiene cada taza, cuánto tiene que agregar de cada producto y hasta ¡cómo partir un huevo! Esta receta es sencilla por lo que no te tienes que preocupar por el orden de los productos ni de cómo queda. Ten paciencia si caen un par de cáscaras de huevo a la receta y enséñale a tu peque cómo sacarlas después.
  2. Mezcla todos los ingredientes hasta que quede una masa homogénea. Si tienes licuadora o batidora ¡No la uses! Permítele a tu peque experimentar revolviendo todo con una cuchara o hasta con sus propias manos. Explícale que después de unos cuantos intentos puede ser que la masa no quede perfecta pero que si lo sigue intentando quedará mucho mejor.
  3. Engrasa un sartén y espera a que se caliente. Esta es una parte que puedes ir haciendo tú mientras tu peque bate la mezcla, así va a sentir que los/las dos estáis haciendo pasos importantes de la receta y no va a querer acercarse al fogón.
  4. Coloca 1 cucharada sopera por tortita. Cuando veas que se empiezan a hacer burbujas volteas con una espátula. Tú te tienes que encargar de la sartén caliente, sin embargo, deja que tu peque sea el/la que toma la medida de la tortita. Dale la cuchara más grande que encuentres y dile que rellene la cuchara a tope y que después te la pase para que tú la coloques en la sartén.
  5. Cuando esté cocinado lo retiras del fuego y ¡listo! Podéis añadirle frutas, mantequilla de cacahuete o lo que se os ocurra como cubierta y ¡a disfrutar! Una vez que hayáis sacado todas las tortitas, ponedlas en platos diferentes para decorarlas con una variedad de ingredientes y así podréis hacer un concurso de la tortita más creativa.
¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.